Bocadillo de tofu adobado, tahini y aguacate

IMG_2769

Otro bocadillo completito para disfrutar con poco esfuerzo. Me gusta mucho la combinación de la cremosidad del tahini y el aguacate con el frescor de la lechuga y el tomate, el punto de la cebolleta a la plancha y cómo no, el sabor intenso y aromático del tofu adobado con ras al hanout.

Ingredientes:

  • Pan crujiente (yo uso tipo baguette)
  • Una cucharada generosa de tahini
  • Un tomate de ensalada
  • medio aguacate maduro
  • media cebolleta
  • Cuatro lonchas gruesas de tofu firme
  • Ras al hanout
  • Lechuga romana u hoja de roble (con espinacas frescas también me gusta mucho)
  • Una cucharada de aceite

Preparación:

Ponemos a adobar el tofu con el ras al hanout y la cucharada de aceite. Tiene que quedr bien embadurnado. A veces añado un chorrito de vino blanco o cerveza, pero no es necesario. Cuanto más tiempo esté, mejor.
Lavamos muy bien el tomate (o lo pelamos) y lo cortamos en rodajas. Cortamos la cebolleta en juliana muy fina y la salteamos a la plancha o en una sartén antiadherente, a fuego fuerte, sin nada de aceite. Lavamos muy bien la lechuga y la secamos perfectamente. Pelamos y cortamos el aguacate en medias lunas.
Hacemos el tofu a la plancha en la misma sartén que hemos usado para la cebolleta.
Abrimos el pan y lo untamos con el tahini, ponemos encima la lechuga, luego el tomate y espolvoreamos con un poco de sal. Añadimos el aguacate, la cebolleta y encima de todo, las rodajas de tofu, cerramos el bocadillo y a disfrutar.

Anuncios

Hummus Iles

hummus

Después de hacerme mucho de rogar, aquí os presento la mejor receta de hummus que conozco, la que hace mi amiga Rozita. No me he resistido a colgarla por nada en concreto, sino porque el hummus es la típica cosa que todo el mundo hace y era en plan “bah, otra receta más de hummus”. Pues no. Esta no es otra receta de hummus. Es LA receta de hummus. Además es el plato preferido de mi niña.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos (naturales o de bote).
  • Un diente de ajo (o dos si os gusta más potente)
  • 2 cucharadas de tahini
  • un chorrito de agua
  • limón
  • comino
  • sal (opcional)
  • pimentón (opcional)
  • aceite de oliva V. E. (opcional)

Preparación:

La clave fundamental para que el hummus sea considerado un genuino hummus Iles consiste en disolver el tahini con agua, removiendo sin parar hasta que se ponga blanco y se haga como una especie de mayonesa. Y la segunda clave para que sea un hummus excepcional consiste en pelar los garbanzos. Un hummus preparado teniendo en cuenta estas dos consideraciones y hecho con garbanzos naturales es una auténtica delicia.Pelar garbanzos es muy fácil: en una fuente honda colocáis los garbanzos y llenáis la fuente de agua hasta arriba, entonces hay que coger los garbanzos con ambas manos y frotarlos los unos con los otros. Las pieles se van desprendiendo y flotan, así que sólo hay que recogerlas con una espumadera. Es mucho más fácil de lo que parece y el resultado merece la pena.
Recapitulando: pelamos los garbanzos, hacemos esa cremita de tahini y lo trituramos junto con el ajo, un buen chorro de zumo de limón y una pizca de comino.
Para servir podemos adornarlo con pimentón y un chorrito de aceite de oliva.
Os animo mucho a probarlo. Además de que está riquísimo sienta muy bien y no da gases porque hemos eliminado las pieles (y el toque de comino también ayuda).