Soja Nessie

_MG_7500_8332 Esta receta está inspirada en un programa de Canal Cocina, llamado Chinese food made easy y que trata de dar a conocer la auténtica cocina china, lejos del estereotipo de cocina grasienta para llevar. Su nombre es en honor a la persona que me descubrió la deliciosa pasta picante coreana que he utilizado para la receta, pero si no la encontráis, podéis usar salsa de chili que podéis encontrar en la sección de cocina internacional de cualquier hiper o supermercado. Muchas gracias Nessie por haberte acordado de mí. Estas cositas me hacen mucha ilusión. La receta original está hecha con pollo, pero yo he usado soja texturizada gruesa de El Granero Integral. Han dejado de fabricar la variedad “instant” que tanto me gustaba, pero esta que he usado yo de su gama “Natur” es súper rica también y la textura me ha convencido mucho. Otra cosa importante, la salsa de soja tiene que ser la oscura, que es espesa y que con un poquito que pongamos nos da un color y un sabor soberbios. Las que son claruchas no me gustan nada y la cocinera de este programa que os comento opina igual. Me sorprendió ver que incluso usa la misma marca que yo. Ingredientes:

  • Medio paquete de soja texturizada Natur de El Granero Integral
  • Un chorro generoso de salsa de soja oscura
  • Dos cucharadas de pasta picante coreana o de salsa de chili
  • Un chorro generoso de vino blanco
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • media cucharadita de canela
  • una cucharadita de pimienta negra recién molida
  • una cucharada de maicena
  • Aceite de girasol, sésamo, cacahuete (alguno de sabor suave)

Preparación: Mezclar la soja con todos los ingredientes excepto la maicena y el aceite. Tapar y macerar durante 24 horas. Transcurrido ese tiempo, añadimos la maicena. Ponemos un wok al fuego, cuando esté bien caliente, añadimos el aceite y la soja marinada y salteamos a fuego bien fuerte durante un minuto o minuto y medio sin para de remover. Yo lo serví junto con un arroz brocolizado, guarnición que nos encanta a nosotros y a nuestras niñas y que es tan fácil como poner a cocer brócoli y arroz todo junto y cuando esté listo, escurrir y aderazar con unas gotitas de salsa de soja.

Anuncios

Pasta con berenjenas y soja texturizada

_MG_4231_6663.CR2Llevo un mes, justo desde que empezó el cole mi hija mayor, sin actualizar el blog. Si dicen que la vida te cambia al tener un hijo, ni os imagináis lo que la cambia el día que ese hijo empieza a ir al cole. Hasta ahora mi niña no había ido a la guardería y está siendo un gran cambio que estamos intentando afrontar lo mejor posible, y de momento el saldo es positivo. Sin embargo, ahora el reloj parece que corre el doble de rápido y cuando me quiero dar cuenta ya es hora de cenar y de ir a la cama.
Comer sano no es caro, ni es difícil, pero requiere tiempo. Justo eso es lo que ahora me falta más que nunca y por eso o me ciño a un plan o me paso la vida de culo, literalmente.
Como supongo que habrá muchas más personas en la misma situación que yo, se me ha ocurrido explicar un poco cómo me organizo y mostrar las recetas que son básicos en casa.

IMG_20141011_151705Este es el plan de lo que comeremos esta semana. La idea es escoger cada semana una serie de verduras que serán las protagonistas del menú, combinándolas con alimentos ricos en proteínas y con alimentos ricos en hidratos de carbono para comer no sólo sano y rico, sino también variado y, fundamental, todos los miembros de la familia comen exactamente lo mismo.
La receta que os traigo es muy sencilla, pero súper completa, riquísima y acompañada por una deliciosa crema de tomate y zanahoria y coronado por unas rodajas de melón, forman un menú súper saludable.

Ingredientes:

  • 250 gramos de macarrones (me encantan los ecológicos de Alcampo)
  • 2 berenjenas grandes, firmes y tersas (3 si son pequeñas)
  • 1 cebolleta
  • 1 tacita de soja texturizada fina de El Granero Integral
  • 6 tomates rallados
  • aceite de oliva VE, orégano, sal y pimienta
  • levadura de cerveza de El Granero Integral

Preparación:

Pelamos y cortamos la cebolleta en juliana fina. Pelamos las berenjenas con un pelaverduras, pero no totalmente, sino dejando parte de la piel (las berenjenas deberán esar bien limpias). La cortamos en rodajas finas y cada rodaja en 4 o 6 partes. Sofreímos la cebolleta y cuando esté blandita, añadimos las berenjenas, las salpimentamos y las cocinamos con la sartén tapada y a fuego lento hasta que estén blanditas. Esto es algo que lleva bastante tiempo (o bastante aceite), y que yo me ahorro con mi FussionCook y su cubeta súper antiadherente. Pongo el menú verduras 5 minutos y se quedan las berenjenas súper melosas. En una sartén y con paciencia obtendremos el mismo resultado.
Cuando se haya evaporado todo el jugo de las berenjenas, subimos el fuego y añadimos la soja texturizada tal cual, sin remojar, y el orégano. Sofreímos un minutito y agregamos los tomates, y un pelín más de sal. Cocinamos hasta que nos quede una salsita sabrosa y concentrada.
Cocemos los macarrones y mezclamos con la salsa. Terminamos espolvoreando con levadura de cerveza.
Este rico plato de pasta lo hemos acompañado con una crema de tomate y zanahoria, un súper clásico de la cocina de Ardid.

_MG_4226_6658.CR2No puedo terminar el post sin agradecer una vez más a Lucía, del Centro de Nutrición Palma (y por supuesto, del blog Dime qué comes) todo lo que me ha enseñado. Sin ella mi vida y la de mi familia sería ahora muy distinta.

Arvejas compuestas

arvejas compuestasNunca había oído hablar de esta receta hasta que me la encontré en uno de mis blogs preferidos, Mercado Calabajío. Se la dedico a mi amiga Cristina, que es la reina absoluta de los guisantes, pero de los buenos, eh, frescos y recién desgranados. Estoy segura de que disfrutaría mucho de este plato. Aprovecho para mandar un beso gordísimo también a su peque y a su marido, que sé que me lee 🙂

Ingredientes:

  • 1 kilo de guisantes frescos con vaina o medio kilo de guisantes congelados.
  • Medio paquete de soja texturizada gruesa (la mía, de El Granero Integral)
  • Pimentón ahumado
  • 5 tomates de pera rallados
  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • laurel y tomillo
  • hierbas provenzales
  • 1 vaso de caldo vegetal
  • Aceite de oliva VE y sal

Preparación:

Hidratamos la soja texturizada con agua caliente. Cuando esté bien blandita, la escurrimos bien y la adobamos con el pimentón ahumado. Como siempre con los adobos, cuanto más tiempo, mejor.
Se desgranan los guisantes si son frescos y se reservan. Se sofríe a fuego medio la cebolla cortada en daditos, el laurel y los ajos (yo los rallo con el microplane, pero también se pueden majar en el mortero o cortar en daditos muy pequeños). Cuando la cebolla esté blandita, añadimos los tomates rallados, las hierbas provenzales, el tomillo y la sal.
Bajamos el fuego y dejamos que el tomate se haga leeeeentamente, que quede una salsita bien concentrada y espesa. Cuando esté, añadimos los guisantes, la soja y el vaso de caldo. Cocinamos a fuego medio hasta que la mayor parte del caldo se haya evaporado y los guisantes estén tiernecitos.

Soja texturizada con salsa cremosa a la mostaza

pastamostaza

Para continuar con recetas hechas con mis maquinitas, hoy os traigo una hecha con la Fussion Cook Touch Advance. La tengo desde el verano y estoy loca de contenta con ella. Tiene mucha capacidad y me permite ahorrar mucho tiempo, haciendo comida en cantidad suficiente para comer en el día y tener también una o dos raciones extra para congelar.

Esta receta viene en el recetario de la máquina con el poco vegano nombre de “magro de cerdo a la mostaza”, pero como veis, puede adaptarse perfectamente una versión 100% vegetal y riquísima.

Ingredientes:

  • Medio paquete de soja texturizada gruesa tipo instant, de El Granero
  • Una cebolla (yo siempre cebolleta, como Arguiñano)
  • 300 gramos de champiñones
  • 200 ml de nata de soja o avena
  • 100 ml de cerveza o vino blanco
  • 60 gramos de mostaza granulada (a la antigua, tipo Dijon)
  • 1 cucharada de harina
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva VE

Preparación:

En primer lugar, hidratamos la soja en agua o caldo caliente durante 30 minutos como mínimo.
Cubrimos el fondo de la cubeta con aceite, seleccionando el menú “freír” y agregamos la cebolla en juliana. Cuando esté dorada, añadimos la soja hidratada y escurrida. Añadimos sal y pimienta y damos unas vueltas.
Disolvemos la cucharada de harina en la cerveza y la añadimos al guiso, incorporando a continuación los champiñones, la nata de soja o avena y la mostaza. Salmpimentamos y programamos el menú “carne” (ejem) de la olla. Cerramos la válvula. Esperamos a que termine el programa, despresurizamos manualmente y servimos.

También podemos preparar este plato en una olla rápida de toda la vida, siguiendo todos los pasos en la misma olla y calculando 10 minutos de cocción desde que empieza a soltar vapor.

Milanesas de soja y germen de trigo

milanesa2

Estas exquisitas milanesas son de los chicos de Dimensión Vegana. Os recomiendo mucho cualquiera de sus recetas. Son creativas, innovadoras y deliciosas.
Son sencillamente espectaculares: tanto de sabor como de textura. Os advierto de que con esta cantidad de ingredientes salen tropecientas mil milanesas ¡mi congelador está contentísimo y mi báscula está temblando!

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de soja
  • 2 tazas de germen de trigo
  • 1 taza de gluten
  • 1 taza y 1/2 de harina de trigo
  • 2 cucharadas de sal
  • 1 taza y 1/2 de agua
  • 1 taza de salsa de soja
  • pimienta
  • una cucharada de levadura química
  • ajo rallado
  • laurel
  • perejil fresco picado

Preparación:

En primer lugar hay que poner a hervir una cacerola con agua con sal.

A continuación, en un bol amplio, mezclar todos los ingredientes secos (las harinas, el germen de trigo y el gluten) más la sal, el ajo rallado, la pimienta y el perejil

Ahora hay que añadir el agua y la salsa de soja y amasar bien.

Se divide la masa resultante en dos y se estira con un rodillo hasta que quede bien finita. Se le da forma de milanesa y se hierve cada milanesa unos 5 minutitos.

Una vez escurridas y frías, se puede rebozar a vuestro gusto y freír u hornear.

Os dejo otra fotillo. Yo las serví con ensalada y unas patatitas:

milanesa

Lasaña Margot

lasaña

Esta lasaña debe su nombre a mi cuñada, ya que esta es una adaptación de su espectacular receta de lasaña con la que nos ha deleitado durante años.
Ella está encantada de prepararnos una versión vegana cada vez que se lo pedimos, pero quise intentar reproducirla en casa para poder comerla siempe que quisiera y creo que me ha salido bastante bien.
No es un plato rápido ni ligero, pero es delicioso, muy meloso y sabroso, perfecto para una comida de domingo junto con una ensalada verde.

Ingredientes:

  • Placas de lasaña sin ingredientes de origen animal
  • Medio litro de leche vegetal sin endulzar
  • Dos cucharadas soperas de harina
  • Aceite de oliva VE
  • Una taza de soja texturizada fina
  • Un chorrito de salsa de soja
  • Tres zanahorias
  • Dos ramas de apio verde
  • Una cebolleta mediana
  • Dos tazas de salsa de tomate casera
  • Un puñado de levadura de cerveza desamargada

Elaboración:

Ponemos las placas de lasaña a remojo en agua caliente.
Picamos la cebolleta en juliana fina y la rehogamos a fuego lento en un chorro generoso de aceite de oliva (se puede escatimar aceite para hacer la receta más ligera, pero no es lo mismo). Cuando esté transparente, añadimos las zanahorias ralladas (yo las rallo en la mandolina eléctrica, pero también las podéis añadir a rodajitas finas) y las ramitas de apio (sin hilitos, por favor) en juliana fina.
Rehogamos a fuego lento y con la sartén tapada.
Mientras tanto, en otra sartén añadimos una cucharadita de aceite de oliva y salteamos a fuego vivo la soja texturizada tal cual (sin remojar), damos un par de meneos pero sin pasarnos de tiempo. Con un minutito va que chuta. Bajamos el fuego y añadimos un chorrito de salsa de soja (como dos cucharadas soperas) y un chorrito de agua (como cuatro cucharadas soperas). Rehogamos hasta que se evapore el líquido y añadimos a la otra sartén en cuanto el apio y la zanahoria estén blanditos.
Subimos el fuego y añadimos la salsa de tomate casera. Dejamos cocinar un par de minutitos, apagamos el fuego y reposamos.
El tiempo de reposo es directamente proporcional a lo rico que quedará después: la última vez mi cuñada lo dejó toda la noche y os aseguro que fue la lasaña más rica que he probado jamás.
Cuando haya reposado lo que consideréis oportuno, se precalienta el horno, se engrasa una fuente y se empieza a montar la lasaña: una capa de láminas y otra de relleno hasta terminar con una capa de láminas que irá recubierta de bechamel.
Para preparar la bechamel,  ponemos dos cucharadas soperas de aceite en una sartén, añadimos dos cucharadas soperas de harina y cuando empiece a tomar un color tostado, vamos añadiendo muy poco a poco la leche vegetal sin dejar de remover.
Cuando haya espesado lo suficiente, cubrimos la lasaña e inmediatamente la espolvoreamos con la levadura y metemos al horno a 200 grados, 20 minutos. Cuando pase ese tiempo, hay que contar otros 20 minutos de reposo.

Como he comentado antes, no es una receta rápida ni ligera, pero merece mucho la pena.
Mi cuñada la ha hecho sustituyendo la soja por champiñones picados y por berenjena cortada en cubitos, enharinada y frita y de todas las maneras está de muerte lenta.

Soja Teriyaki

soja

Para este plato me he inspirado en mi súper favorito de Loving Hut Marbella, y la verdad es que me ha gustado mucho.

Ingredientes:

  • 2 tazas de soja texturizada gruesa (mejor tipo instant)
  • 1 calabacín pequeño pelado, cortado en láminas
  • 5 o 6 champiñones grandes laminados
  • 1 berenjena pequeña con su piel, cortadita en láminas
  • salsa teriyaki (comprada o casera)
  • aceite de oliva VE

Preparación:

Hidratar la soja con la salsa teriyaki y un chorrito de agua. Mientras, en una rartén antiadherente, sofreír con un poquito de aceite la berenjena, los champiñones y el calabacín.
Cuando se haya evaporado toda el agua que sueltan las verduras, añadimos la soja escurrida y salteamos a fuego vivo.
Añadimos un par de cucharadas más de salsa, retiramos del fuego y servimos bien caliente con una guarnición de arroz vaporizado.

Chili vegetal

chile

Esta adaptación del clásico chili con carne la hice unas cuantas veces pero no terminaba de gustarme, y no sabía por qué.
Bruma, de Paraíso Vegetal me hizo ver dónde podía estar el fallo (básicamente, demasiada cantidad de soja texturizada), y gracias a sus consejos, me ha quedado un plato rico, rico, rico ¡gracias!

Ingredientes:

  • 1 bote de judías pintas cocidas
  • 1 latita de maíz
  • 2 puñados de soja texturizada fina
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimento verde
  • 1 cebolla
  • medio calabacín
  • 3 tomates carnosos
  • 2 dientes de ajo enteros y con piel
  • un chorrito de salsa de soja
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de comino en grano
  • 1 cucharada sopera de harissa
  • 1 cucharada sopera de café de pimentón ahumado

Elaboración:

En una cacerola antiadherente, vertemos un chorrito de aceite y doramos los dos dientes de ajo enteros y sin pelar. A continuación añadimos la soja texturizada fina tal cual, sin hidratar y salteamos un minutito a fuego vivo. Añadimos un chorrito de salsa de soja y un chorro de agua. Cuando el agua se haya evaporado, añadimos el maíz bien escurrido y salteamos un par de minutos, a fuego vivo también. A continuación añadimos las judías, la harissa, el pimentón y el comino. Reservamos.
En una sartén, añadimos un poquito de aceite de oliva y sofreímos la cebolla en juliana. Cuando esté blandita, bajamos el fuego y añadimos los dos tipos de pimiento y cocinamos bien. Cuando estén listos, añadimos el calabacín con su piel y los 3 tomates rallados. Subimos el fuego y sofreímos bien hasta que se evaporen todos los jugos.
Finalmente lo unimos todo y servimos bien caliente acompañado con arroz blanco o unos nachos.

Dip de soja con tomate

dip

Esta magnífica receta es la aportación de CreatiVegan para el CSC#7 (sin gluten). Desde que la descubrí, me volvió loca ¡es realmente deliciosa! Lo cierto es que el blog es sencillamente espectacular. Súper recomendable.

Ingredientes:

  • 1/3 de taza de soja texturizada fina (1/2 vaso)
  • 1/2 cebolleta mediana
  • 1/2 pastilla de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de melaza (yo prefiero usar panela)
  • 1/2 taza de tomate frito o salsa de tomate
  • 1 cucharadita de perejil (yo le pongo 2 o 3)
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1/2 cucharadita de chiles secos picados muy finos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración:

Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén mediana y agrega la soja texturizada fina y el tomillo. Remuévela para que se extienda por la sartén y no se queme y deshaz la pastilla de caldo por encima. Cuando se haya dorado ligeramente vierte 1 vaso de agua, ponlo a fuego medio-alto y deja que se hidrate y se evapore el agua sobrante.
Mientras, pica la cebolleta bien fina, ponla en una sartén pequeña con una cucharada de aceite de oliva y saltéala un par de minutos a fuego fuerte. Añade un par de cucharaditas de panela, remuévelo bien uno o dos minutos y retíralo del fuego.
Vigila la soja texturizada y cuando no quede agua saltéala ligeramente y retírala del fuego.
Pon en un bol el tomate frito y ve añadiendo, mientras remueves, primero los chiles, después la cebolleta y por último la soja texturizada. Termina espolvoreando con perejil, y guárdalo en la nevera antes de servirlo con unos nachos.

Gulash

Esta receta la hacía mucho cuando comía carne y en cuanto encontré esta nueva soja texturizada gruesa “instant” pensé que le vendría como anillo al dedo.

Ingredientes:

  • 1 tazón de soja texturizada gruesa instant
  • 1 cebolla grande
  • 4 zanahorias
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 vaso de tomate triturado
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de caldo de verduras
  • un chorro de salsa de soja para hidratar la soja

Elaboración:

Yo utilizo una olla rápida para hacer este plato.
Mientras se hidrata la soja, pelar y trocear la cebolla y las zanahorias.
Sofreír la cebolla y cuando esté doradita añadir la soja escurrida. Saltear, añadir las zanahorias, el tomate, el vino tinto y el pimentón. Dar un par de meneos, añadir el caldo, cerrar la olla y esperar 5 minutos.
Acompañarlo con arroz blanco.
De vez en cuando añado un diente de ajo aplastado y sin pelar al sofrito.