Cestitos crujientes de morcilla de verano

IMG_5001-001

Esta especie de “morcilla” vegetal con la que van rellenos los cestitos es un plato típico de la región de Murcia, que emplea una mezcla de berenjena y cebolla como base y que es realmente deliciosa. Tengo entre mis tareas pendientes descubrir más platos típicos de Murcia: con lo famosa que es su huerta, seguro que su gastronomía esconde más sorpresas como esta.

Ingredientes:

  • Un paquete de obleas para empanadillas sin grasas animales. Yo las encuentro en Alcampo y creo recordar que la marca es “Italia” (las de “La Cocinera” llevan manteca de cerdo).
  • Dos berenjenas bien firmes
  • Dos cebollas
  • Un puñado generoso de piñones
  • Un puñado generoso de orégano
  • Un clavo de olor
  • Una cucharadita de comino
  • Aceite de oliva Virgen Extra

Preparación:

La berenjena se lava muy bien y se trocea pequeñita. En este punto se supone que todo el mundo dice que para que la berenjena no chupe demasiado aceite hay que hacer tal o cual cosa (tipo salarlas y escurrirlas, o remojarlas en no sé qué), pero yo llevo mucho tiempo friendo berenjenas y nunca me quedan aceitosas y no hago nada especial más que freírlas como dios manda…bueno, que me enrollo: ahora hay que freír las berenjenas en abundante aceite caliente y ponerlas a escurrir conforme salen de la sartén para que eliminen el exceso de aceite.
En otra sartén, ponemos a pochar la cebolla cortada en cuadritos o en juliana fina, a fuego lento hasta que esté blandita. Entonces se mezcla con la berenjena, los piñones y las especias y se cocina 5 minutitos más a fuego lento. Se deja enfriar.
Forramos moldes de magdalenas con las obleas y rellenamos con la “morcilla”. Metemos al horno a 200 grados hasta que los cestitos estén dorados y crujientes. Servimos calentitos.

Anuncios