Arroz caldoso al estilo de Alicante

arroz caldoso_0006

Después de haber hablado tantas veces de mi amiga Cristina (aquí, aquí y aquí) por fin tengo el placer de anunciaros que por aclamación popular ha tenido a bien comenzar un blog con sus recetas para que sus fans podamos tenerlas siempre a mano. No es un blog vegano, pero ni falta que le hace. Cristina cocina con verduras (muchas), legumbres, cereales y hortalizas de todo tipo sin necesidad de añadirle carne a cada cosa que hace, como por desgracia le pasa a muchos (buenos) cocineros. Es la reina de la planificación y del congelador, y por eso su blog se llama Cortesía del Congelador. Os ruego encarecidamente que le echéis un ojo cuando tengáis un rato.
Cristina vive en la provincia de Alicante, y el otro día hablábamos sobre los arroces que se hacen allí, para mí, los mejores que recuerdo haber comido, así que se me encendió la neurona y se me metió en la cabeza hacer un arroz que me recordase a los que había disfrutado allí, y sin carne ni pescado, por supuesto.
Gracias a otro de mis blogs de cabecera, el de Mercado Calabajío, descubrí uno de los secretos de los arroces de la zona, la salmorreta. Os dejo el link a la entrada en la que se trata sobre el tema y mi particular adaptación. Conseguí justo lo que estaba buscando: un arroz con un sabor contundente, profundo y muy concentrado.

Para la salmorreta:
Ingredientes:

  • 4 ñoras
  • 4 dientes de ajo
  • 4 tomates de pera gordos
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 ramas de perejil
  • 1 cucharadita de pimentón de La Vera (opcional, yo sí le puse: me gusta tanto el pimentón que un día se lo echaré al café del desayuno)

Preparación:

En primer lugar, se ponen a remojo las ñoras durante media hora o más, en agua caliente. A continuación se echa el aceite en una sartén y se fríen los ajos a fuego lento, durante unos 10 minutos. Se escurren y secan muy bien las ñoras y se fríen teniendo cuidado de no quemarlas. Reservamos y en el mismo aceite freímos muy ligeramente el perejil el pimentón, apagando el fuego previamente (el pimentón es muy delicado y se quema fácilmente).
A continuación se añaden los tomates y se cocinan a fuego lento, durante al menos 40 minutos. Cuanto estén listos, se añaden a las ñoras y ajos que teníamos resevados y se tritura todo aligerando con una cucharada o dos de agua si es necesario (yo no le añadí nada). Ya tenemos nuestra salmorreta.

Para el arroz
Ingredientes:

  • 4 tacitas de arroz redondo
  • 1 pimiento rojo
  • 6 o 7 alcachofas limpias, troceadas y cocidas
  • 6 cucharadas de salmorreta
  • el caldo de cocer las alcachofas
  • (opcionalmente le podemos añadir un poco de cebolleta pero creo que no es muy canónico; con la cebolleta me pasa como con el pimentón, que se la echaría a todo)

Preparación:

Sofreímos el pimiento troceado en un poco de aceite (yo tenía medio pimiento verde viudo en la nevera y también lo añadí).
Añadimos el arroz y rehogamos bien. Añadimos la salmorreta y el caldo. Cocinamos 10 minutos a fuego fuerte. Añadimos las alcachofas y cocinamos otros 10 minutos a fuego lento. Tapamos y dejamos reposar un par de minutos. Servimos bien calentito.