Pastelitos “Bony”

Cuando era pequeña adoraba los pastelitos Bony. También me gustaban los de la Pantera Rosa, pero mis súper preferidos eran estos, con su corazoncito de nata y su capa de mermelada. De repente un día me acordé de ellos y decidí veganizarlos. Son muy fáciles de hacer. Lo único que hay que vigilar es que la capa de mermelada esté bien fría para que al verter la capa de chocolate fundido la mermelada no se derrita ni se desplace.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 320 gr de harina
  • 200 gr de azúcar
  • 300 ml de leche vegetal
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.
En un bol mezclamos todos los ingredientes secos y en otro todos los líquidos y batimos bien. Añadimos los líquidos poco a poco en la mezcla de la harina y batimos con movimientos envolventes.Vertemos la mezcla en un molde rectangular o cuadrado y horneamos durante 40 minutos. Desmoldamos una vez esté completamente frío.
Con un cuchillo de hoja larga y dentada, lo abrimos en dos mitades.
Ingredientes para el relleno y la cobertura:
  • Mermelada de fresa
  • Nata vegetal para montar (la mía, Ambiante, de Puratos)
  • 200 gramos de chocolate negro
  • 100 gramos de leche vegetal

Preparación:

Montamos la nata conforme a las instrucciones del envase y la disponemos sobre la mitad inferior del bizcocho. Cubrimos con la otra mitad y untamos la parte superior con una generosa cantidad de mermelada. Cortamos el pastel en porciones y las reservamos en el congelador mientras preparamos el chocolate de la cobertura.

Calentamos la leche en un cazo y cuando esté a punto de hervir, la retiramos del fuego y le agregamos el chocolate troceado. Esperamos unos instantes y removemos con mucha suavidad hasta conseguir un chocolate fundido suave y sin grumos. Lo dejamos atemperar, sacamos los pastelitos del congelador y los cubrimos con el chocolate fundido. Lo mejor es utilizar una rejilla con un recipiente debajo para que el sobrante vaya cayendo y podamos reutilizar el chocolate.

Os dejo una foto del corte para que veáis cómo quedan por dentro:

IMG_0111_8385

 

Tarta de Oreo

oreo cakeEsta tarta la preparé para la comunión de mi sobrina Adriana. Tengo que decir que es la primera vez en mi vida que me lo paso bien en una de estas celebraciones. Ya lo advirtió una de las catequistas a todos los asistentes “por favor, no se escandalicen”. El cura que sustituyó al titular, un sacerdote muy joven y brasileño a juzgar por su acento, celebró una misa muy divertida, nada encorsetada.  Sacó a hablar a los padres micrófono en mano, le “robó” un abanico de lunares a una de las señoras y se estuvo abanicando mientras hablaba…con curas así me dan ganas hasta a mí de ir a la iglesia, jijiji.

Para el bizcocho:
Ingredientes:

  • 320 gr de harina
  • 150 gr de azúcar glass
  • 150 gramos de panela
  • 600 ml de leche de soja
  • 300 ml de aceite de girasol
  • 8 cucharadas de cacao puro
  • 1 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.

En un bol mezclamos todos los ingredientes secos y en otro todos los líquidos y batimos bien. Añadimos los líquidos poco a poco en la mezcla de la harina y batimos con movimientos envolventes. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 40 minutos o cuando pinchando con una brocheta o similar, ésta salga limpia. Desmoldamos una vez esté completamente frío.
Con un cuchillo de hoja larga y dentada, lo abrimos en dos mitades.

Para el relleno:
Ingredientes:

Preparación:

Montamos la nata muy fría. Reservamos una cuarta parte para la decoración y la dejamos reposar en la nevera. Abrimos longitudinalmente la vaina de vainilla y raspamos su interior con la punta de un cuchillo. Añadimos los granitos de vainilla a las tres cuartas partes de la nata que nos servirá para el relleno, removiendo bien.
En una bandeja ponemos de base una de las mitades del bizcocho de chocolate y lo rellenamos con la nata avainillada. Cubrimos con la otra mitad y reservamos en la nevera mientras preparamos la cobertura.

Para la cobertura:
Ingredientes:

  • 300 gramos de chocolate negro
  • 120 ml de leche de soja
  • 2 cucharadas de margarina.

Preparación:

Llevamos a ebullición en un cazo la leche y la margarina. En cuanto hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta que el chocolate se haya derretido. Cuando esté templado, sacamos la tarta de la nevera y la cubrimos por todas partes con el chocolate. Volvemos a meter en la nevera.

Para la decoración:
Ingredientes:

  • Un paquete de galletas Oreo mini (no tienen lácteos ni huevo)
  • La cuarta parte de la nata que teníamos reservada.

Preparación:

Metemos la nata en una manga pastelera y hacemos pequeñas rosetas por toda la superficie del pastel. Encima de cada una, ponemos una mini Oreo.

oreo cake2

Soja texturizada con salsa cremosa a la mostaza

pastamostaza

Para continuar con recetas hechas con mis maquinitas, hoy os traigo una hecha con la Fussion Cook Touch Advance. La tengo desde el verano y estoy loca de contenta con ella. Tiene mucha capacidad y me permite ahorrar mucho tiempo, haciendo comida en cantidad suficiente para comer en el día y tener también una o dos raciones extra para congelar.

Esta receta viene en el recetario de la máquina con el poco vegano nombre de “magro de cerdo a la mostaza”, pero como veis, puede adaptarse perfectamente una versión 100% vegetal y riquísima.

Ingredientes:

  • Medio paquete de soja texturizada gruesa tipo instant, de El Granero
  • Una cebolla (yo siempre cebolleta, como Arguiñano)
  • 300 gramos de champiñones
  • 200 ml de nata de soja o avena
  • 100 ml de cerveza o vino blanco
  • 60 gramos de mostaza granulada (a la antigua, tipo Dijon)
  • 1 cucharada de harina
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva VE

Preparación:

En primer lugar, hidratamos la soja en agua o caldo caliente durante 30 minutos como mínimo.
Cubrimos el fondo de la cubeta con aceite, seleccionando el menú “freír” y agregamos la cebolla en juliana. Cuando esté dorada, añadimos la soja hidratada y escurrida. Añadimos sal y pimienta y damos unas vueltas.
Disolvemos la cucharada de harina en la cerveza y la añadimos al guiso, incorporando a continuación los champiñones, la nata de soja o avena y la mostaza. Salmpimentamos y programamos el menú “carne” (ejem) de la olla. Cerramos la válvula. Esperamos a que termine el programa, despresurizamos manualmente y servimos.

También podemos preparar este plato en una olla rápida de toda la vida, siguiendo todos los pasos en la misma olla y calculando 10 minutos de cocción desde que empieza a soltar vapor.

Tarta de chocolate, fresas y nata vegetal

IMG_6377.CR2Esta es la tarta que preparé para el segundo cumpleaños de mi niña. Además de bonita, estaba especialmente buena y es súper fácil de hacer, así que os animo si tenéis alguna celebración próximamente.
El bizcocho es receta de Erinna. Nunca falla y es muy fácil de preparar. Además, queda como a mí me gusta: jugoso y con mucho sabor.

Para el bizcocho:

Ingredientes:

  • 320 gr de harina
  • 200 gr de azúcar moreno (yo panela)
  • 300 ml de leche de soja o agua (a elegir, sale bien de las dos maneras)
  • 150 ml de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de cacao puro
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.
En un bol mezclamos todos los ingredientes secos y en otro todos los líquidos y batimos bien. Añadimos los líquidos poco a poco en la mezcla de la harina y batimos con movimientos envolventes.Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 40 minutos. Desmoldamos una vez esté completamente frío.
Con un cuchillo de hoja larga y dentada, lo abrimos en dos mitades. La que corresponde a la base, la utilizamos para la parte de arriba de nuestra tarta porque estará más plana y lisita.
 
Para el relleno y la cobertura:
 
  • 500 gramos de fresas (limpias y troceadas, aunque reservaremos algunas para la decoración)
  • Medio litro de nata vegetal para montar (la mía, Ambiante, de Puratos)

Preparación:

Montamos la nata conforme a las instrucciones del envase y la dividimos en dos mitades. Una de ellas la mezclaremos con las fresas troceadas y nos servirá para rellenar la tarta.Con la otra mitad, cubrimos la tarta por todas partes con mucho cuidado. Para ello, si no somos muy mañosos, encontraréis unos consejos fantásticos en la web de El Rincón de Bea. No decoraremos con las fresas partidas en mitades hasta antes de servir, para que no se nos estropee la cobertura.
Y ya está: como veis, no tiene ningún misterio y queda muy aparente, además de estar riquísima.

IMG_6379