Potaje ligero de calabacín, tomate y garbanzos

18018

Oficialmente damos por finiquitados los excesos navideños y vamos a hacer propósito de enmienda, acto de contrición y bla, bla, bla…para ello os traigo una receta súper fácil, de esas con pocos ingredientes; completísima (con una generosa proporción de verduras y hortalizas, así como con sus proteínas, hidratos y grasas) y súper económica. Obtendremos un plato único delicioso por menos de 2€ por persona ¡que luego no os digan que ser vegano y comer saludablemente es caro!

La palabra “ligero” en esta receta no es sinónimo de “light” (porque eso depende de si utilizamos un par de cucharaditas de aceite o media botella) sino que la he utilizado porque es un plato que me parecía más contundente que una sopa, pero sin llegar a ser un potaje. Si coméis de tupper en el trabajo, como yo, os recomiendo mucho utilizar un arroz vaporizado (de ese que dicen que “no se pasa”).

Ingredientes:

  • 1 puerro gordo o 1 cebolleta grande
  • 3-4 calabacines medianos
  • 6 tomates rallados
  • 400 gramos de garbanzos cocidos (pueden ser de bote, bien enjuagados)
  • 1 litro y 1/2 de caldo vegetal o agua
  • 2 tacitas de arroz
  • 4 cucharadas de aceite de oliva VE
  • una cucharadita de pimentón de La Vera (opcional)
  • sal

Preparación:

Comenzamos lavando concienzudamente el puerro y cortándolo en aritos finos. Si usamos una cebolleta, no hace falta lavar tanto, y la cortaremos en juliana fina.
En una cazuela, vertemos el aceite y cuando esté caliente, añadimos el puerro o la cebolleta. Lo sofreímos a fuego medio hasta que esté blandito.
Mientras tanto, habremos lavado y/o pelado los calabacines y los habremos cortado en medias lunas no demasiado finas. Los añadimos a la cazuela junto con un poco de sal. Los sofreímos hasta que estén blanditos, también a fuego medio.
Cuando estén tiernos, añadimos el pimentón (si lo usamos) y los tomates rallados subiendo el fuego al mismo tiempo. Cuando estén cocinados (lo sabremos porque habremos obtenido un sofrito brillante y espeso), añadimos el caldo o el agua, rectificamos de sal y cuando comience a hervir, añadimos el arroz. Pasados 10 minutos, añadiremos también los garbanzos, bajaremos el fuego y seguiremos cocinando hasta que el arroz esté en su punto. El caldo estará espeso y sabroso y con un color espectacular.

“Chuletas” de garbanzo

_MG_7237_8050

Estas “chuletas” son un clásico del Veganomicon que solía preparar mucho al principio de haber dado el paso al veganismo, pero por ese afán de ir buscando siempre cosas nuevas las dejé aparcadas y las olvidé. Hasta ayer.
El Veganomicon es un libro maravilloso con unas recetas espectaculares y un solo defecto: no tiene fotos. Bueno, tiene unas hojas centrales con fotos de unos 8 o 10 platos, cuando se trata de un libro que tiene casi 300 páginas.
Hojeando el libro con mi hija mayor, me pidio ver las páginas de fotos (normal, tiene 3 años y medio) y al ver las fotos de estas “chickpea cutlets” (si alguien tiene el libro en español ¿sería tan amable de decirme cómo han traducido el nombre de esta receta, por favor?) me pregunté que cómo podía haber olvidado una receta tan rica y tan fácil.Obviamente me puse manos a la obra y aquí os traigo este recetón tan espectacular, con mis variaciones:

Ingredientes:

  • una taza de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva V. E.
  • media taza de gluten
  • media taza de pan rallado
  • un cuarto de taza de agua o caldo (yo agua)
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 dientes de ajo triturados (yo puse uno solo)
  • 1 cucharada sopera de albahaca seca
  • sal y pimienta

Preparación:

Triturar los garbanzos con el aceite de oliva hasta conseguir un puré suave y fino. Añadir el resto de ingredientes (excepto la sal y la pimienta) y a amasar a mano durante 3 minutos hasta que veamos como se forman pequeños hilillos de gluten.
Dividimos la masa en 4 partes y formamos los filetes o chuletas. Los pasamos por la plancha o por una sartén antiadherente con un pelín de aceite, a fuego medio-bajo, dejándolos cocinar durante al menos 5 minutos por cada lado. Salpimentamos y servimos bien calentitos.

_MG_7240_8053

Espinacas y berenjenas con garbanzos

20140321_6491Hoy os traigo una adaptación de una receta india del blog Asopaipas.
Es una combinación deliciosa de dos de mis verduras preferidas, súper sabrosa y muy ligera si hacéis como yo y estofáis las berenjenas en lugar de freírlas.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 500 gramos de espinacas en hojas
  • 500 gramos de tomates troceados, pelados y bien escurridos
  • 2 berenjenas
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de curry en polvo (yo uso uno riquísimo y muy picante que encuentro en iceland)
  • Sal, pimienta negra recién molida y aceite de oliva V. E.

Preparación:

En primer lugar, cocinamos las espinacas (yo en mi FussionCook, sin añadir nada de agua, en el menú verduras), las escurrimos muy bien y las reservamos.
En una cacerola o sartén antiadherente, ponemos una cucharada de aceite de oliva y cocinamos las berenjenas peladas y cortadas en cuadraditos, a fuego muy lento y bien tapadas. Cuando esté blanda, pero no deshecha, añadimos las especias y los tomates pelados y escurridos. Salpimentamos y subimos un poquito el fuego.
Cuando el líquido de cocción se haya consumido es el momento de añadir los garbanzos (si son de bote, muy bien lavados y escurridos) y las espinacas que habíamos reservado.
Cocinamos un par de minutos y servimos bien caliente.

Falafel de Dunia

IMG_8316Pues hoy os traigo una maravilla de receta de mi amiga Dunia, que es una cocinera estupenda y que tiene un arte que no es normal para hacer desde bizcochos con plátanos pochos hasta una coliflor con tahini excepcional.
Con estas cantidades sale una cantidad monstruosa de falafel, pero merece la pena porque lo que sobra se congela y tan ricamente para la próxima.

Ingredientes:

  • Un kilo de garbanzos remojados el día anterior.
  • Un manojo grandote de perejil (necesitamos tanto los tallos como las hojas)
  • Una cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de comino
  • 1 pizca de cayena molida
  • 2 cucharadas sopeas de bicarbonato
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 4 cucharadas soperas de tahini
  • sal

Preparación:

Simplemente hay que triturarlo todo pero con mucho cuidado de hacerlo en tandas porque o tenéis una procesadora de alimentos muy potente o se os puede recalentar y romper.
A continuación le damos forma redondita y freímos en abundante aceite caliente.

Hummus Iles

hummus

Después de hacerme mucho de rogar, aquí os presento la mejor receta de hummus que conozco, la que hace mi amiga Rozita. No me he resistido a colgarla por nada en concreto, sino porque el hummus es la típica cosa que todo el mundo hace y era en plan “bah, otra receta más de hummus”. Pues no. Esta no es otra receta de hummus. Es LA receta de hummus. Además es el plato preferido de mi niña.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos (naturales o de bote).
  • Un diente de ajo (o dos si os gusta más potente)
  • 2 cucharadas de tahini
  • un chorrito de agua
  • limón
  • comino
  • sal (opcional)
  • pimentón (opcional)
  • aceite de oliva V. E. (opcional)

Preparación:

La clave fundamental para que el hummus sea considerado un genuino hummus Iles consiste en disolver el tahini con agua, removiendo sin parar hasta que se ponga blanco y se haga como una especie de mayonesa. Y la segunda clave para que sea un hummus excepcional consiste en pelar los garbanzos. Un hummus preparado teniendo en cuenta estas dos consideraciones y hecho con garbanzos naturales es una auténtica delicia.Pelar garbanzos es muy fácil: en una fuente honda colocáis los garbanzos y llenáis la fuente de agua hasta arriba, entonces hay que coger los garbanzos con ambas manos y frotarlos los unos con los otros. Las pieles se van desprendiendo y flotan, así que sólo hay que recogerlas con una espumadera. Es mucho más fácil de lo que parece y el resultado merece la pena.
Recapitulando: pelamos los garbanzos, hacemos esa cremita de tahini y lo trituramos junto con el ajo, un buen chorro de zumo de limón y una pizca de comino.
Para servir podemos adornarlo con pimentón y un chorrito de aceite de oliva.
Os animo mucho a probarlo. Además de que está riquísimo sienta muy bien y no da gases porque hemos eliminado las pieles (y el toque de comino también ayuda).

Cuscús con cebolla caramelizada, calabaza y garbanzos

cuscus

Después de varios meses sin actualizar, una mudanza, un nuevo embarazo y muchos cambios, vuelvo a la carga con este plato entre picantito y dulzón que me encanta y que es uno de los básicos en casa.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos (naturales o de bote)
  • Un vaso de sémola o cuscús
  • Dos cebolletas (o cebollas; yo casi siempre uso cebolletas, como Arguiñano)
  • Un trozo grande de calabaza
  • Harissa
  • Aceite de oliva VE
  • Vinagre balsámico
  • Una cucharada de margarina vegetal sin hidrogenar

Preparación:

En primero lugar, preparamos la cebolla o cebolleta caramelizada tal y como explican en Gastronomía Vegana o como tengamos costumbre.Reservamos. Pelamos y cortamos en cubitos la calabaza y en una sartén añadimos un chorrito de aceite de oliva. Salteamos la calabaza a fuego vivo hasta que empiece a estar blandita. En ese momento, añadimos la cebolleta y salteamos un minutito a fuego medio. Añadimos los garbanzos, damos un par de meneos y reservamos mientras preparamos el cuscús, que es muy fácil y rápido: llevamos a ebullición un vaso de agua con sal con un pelín de aceite. Apagamos y retiramos del fuego y añadimos el vaso de cuscús. Tapamos y esperamos 5 minutos. Pasado ese tiempo, con la ayuda de un tenedor y la cucharada de margarina removemos y vamos desgranando bien el cuscús, hasta que quede sueltecito.
En un bol mezclamos un chorro generoso de harissa, otro de aceite de oliva y un pelín de vinagre balsámico y batimos bien. Reservamos.
Finalmente, servimos el cuscús en el plato, disponemos por encima los garbanzos con la calabaza y la cebolleta y regamos con la salsita de harissa. Hala, a disfrutar.

Nuggets

nuggets veganos

Estuve buscando como una demente una rica receta de nuggets para el cumple de mi marido, pero ninguna de las que encontraba me hacía tilín, hasta que encontré esta en la web de PETA que me conquistó. Espero que os gusten. Son muy ricos y jugosos…tan ricos, que sólo pude probar medio, porque volaron. Además, el truco de usar simplemente leche de soja+chorrito de limón para hacer el papel del huevo a la hora de rebozar ha sido un hallazgo para mí. Queda una especie de mejunje viscoso, igualito al huevo batido, y sin ingredientes raros. Ingredientes:

  • Un bote de garbanzos lavados y escurridos
  • Media taza de soja texturizada fina
  • Media taza de gluten
  • 1 y1/2 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano (el original lleva tomillo)
  • 1 y 1/2 cucharada de sirope de agave
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1/4 de taza de agua
  • Media taza de leche de soja
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Media taza de pan rallado (el mío con ajo y perejil)
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • Sal al gusto
  • Aceite para freír

Elaboración: Triturar los garbanzos. Verterlos en un bol y añadir la soja texturizada, el gluten, la mostaza, las especias, el sirope, la salsa de soja y el agua y remover con una cuchara. Debemos amasar a mano hasta que veamos cómo se forman pequeños hilitos de gluten. Con un par de minutos es suficiente. Reservamos. En otro bol, mezclamos el pan rallado y la levadura, y en un último bol, mezclamos la leche vegetal con el limón y batimos con un tenedor hasta que salga espuma. Ahora sólo tenemos que darle forma a los nuggets, empaparlos en la mezcla de leche+limón y pasarlos por el pan rallado. Freímos a fuego medio unos 3/4 minutos por cada lado.

Garbanzos picantes con coliflor

garbanzos coliflor

No sé qué me ha dado últimamente con la coliflor. Toda la vida abominando de ella, y ahora se me hace la boca agua…quién me lo iba a decir…

Ingredientes:

  • una coliflor pequeña o media coliflor grande
  • un bote de garbanzos cocidos
  • dos dientes de ajo
  • 4 ó 5 tomates gordos rallados
  • una cucharada de salsa de soja
  • dos cucharadas de harissa (o puré de guindillas)
  • aceite de oliva virgen extra
  • una cucharadita de azúcar, panela o similar

Elaboración:

Dividir la coliflor en ramitos y hervirla o cocerla al vapor. Escurrir muy bien y reservar.
En una sartén amplia, ponemos un chorrito de aceite de oliva VE y añadimos los dientes de ajo enteros y sin pelar y sofreímos bien.
Añadimos los tomates, una pizca de sal y una cucharadita de azúcar o panela o cualquier otro endulzante al gusto. Sofreímos unos 5 minutitos a fuego vivo, añadimos la harissa o el picante de nuestra elección y la cucharada de salsa de soja. Sofreímos un par de minutos más a fuego vivo hasta que veamos que la salsita espesa.
Lavamos muy bien y escurrimos los garbanzos y los echamos en la salsita picante. Removemos un minutito y lo vertemos todo sobre la coliflor. Servimos muy caliente.

Harira vegetal

Ingredientes:

  • Medio bote de garbanzos cocidos
  • Dos puñados de fideos gordos
  • Una taza de soja texturizada gruesa
  • Salsa de soja para hidratar la soja texturizada
  • Dos cucharadas soperas de tomate concentrado
  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo triturados
  • 400 gramos de tomates pelados y troceados
  • Laurel
  • Pimentón dulce y picante
  • Comino en grano
  • Un litro de caldo vegetal
  • Perejil

Elaboración:

En una cacerola, sofreír la cebolla picadita y los dos deintes de ajo triturados en un buen chorro de aceite de oliva.
Mientras, hidratar la soja texturizada en salsa de soja.
Cuando la cebolla esté doradita y blandita, añadir la soja texturizada escurrida y dorar bien.
A continuación, añadir el tomate concentrado y las especias. Sofreír unos dos minutitos y añadir los tomates pelados y troceados. Subir el fuego y sofreír bien.
A continuación, añadir el caldo y hervir 5 minutitos a fuego vivo. Agregar los garbanzos y los fideos, cocer durante un par de minutos menos de lo que indica el paquete. Apagar el fuego y dejar reposar tapado 5 minutitos.
Espolvorear con perejil picadito y servir.