Fideuá

Fideuá

Tenía muchas ganas de publicar esta receta, que es original de CreatiVegan, por varias razones: la principal, porque es una auténtica maravilla, pero también porque gracias a ella ahora todos mis arroces de este estilo tienen un sabor inigualable, gracias al majadito de alga nori tostada + ajo. Además, he logrado superar mi animadversión hacia las algas (para mí siempre serán esas cosas viscosas que me dan repelús cuando me rozan en el mar) y por último, es que me súper encanta el plato tan ideal en el que lo presento y que encontré rebuscando entre las “oportunidades” de El Corte Inglés, jiji.

Ingredientes:

  • 2 tazas de fideos para fideuá (los que tienen un agujerito). La receta original indica 3/4 de taza para 4-6 personas, pero nosotros éramos 3 y nos quedamos con hambre.
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 puerro
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 2 tomates rallados
  • 1/2 calabacín
  • 4-6 champiñones medianos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 lámina de alga nori (yo la compré en copos, y puse como 3 cucharadas soperas)
  • 100 ml (1/2 vaso) de vino blanco (yo, manzanilla)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 1 cucharadita de tomillo picado
  • 1/2 cucharadita de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de colorante para paella o cúrcuma
  • 1 taza de alioli para acompañar

Preparación:

Lo primero es tostar el alga nori en una sartén antiadherente sin nada de grasa a fuego fuerte. Cuando se arrugue y se vuelva de color marrón, se le da la vuelta a la lámina. Como yo lo hice con alga nori en copos, la tosté a fuego fuerte sin parar de remover hasta que cambió de color. Luego la pasamos a un mortero y la majamos junto con los dientes de ajo. Reservamos.
Rallamos la cebolla y la sofríemos hasta que quede blandita. Añadimos el alga y los ajos removiendo bien. A continuación añadimos el puerro y los pimientos en juliana y los champiñones en láminas. Sofreímos un par de minutitos y añadimos el calabacín lavado y sin pelar cortado en medias lunas o en láminas finitas. Sofreímos otros 3 o 4 minutos y añadimos el tomate. Salteamos un par de minutos más.
Ahora añadimos los fideos y el vino. Cuando se haya evaporado agregamos las hierbas aromáticas y la sal. Cubrimos con agua caliente y cocinamos a fuego medio aproximadamente 15 minutos. No se debe remover.
Mi abuela siempre dice “los fideos, mal cocidos y bien reposados”, y no le falta razón: el reposo es importantísimo para este tipo de platos, así que más vale quedarse un pelín corto de cocción (un pelín es un pelín: odio la pasta dura) y que el plato repose lo que tenga que reposar (unos 5 minutos “de reloj” como dice la gente XD).
Servimos calentito y acompañado de un pelín de alioli.