Potaje ligero de calabacín, tomate y garbanzos

18018

Oficialmente damos por finiquitados los excesos navideños y vamos a hacer propósito de enmienda, acto de contrición y bla, bla, bla…para ello os traigo una receta súper fácil, de esas con pocos ingredientes; completísima (con una generosa proporción de verduras y hortalizas, así como con sus proteínas, hidratos y grasas) y súper económica. Obtendremos un plato único delicioso por menos de 2€ por persona ¡que luego no os digan que ser vegano y comer saludablemente es caro!

La palabra “ligero” en esta receta no es sinónimo de “light” (porque eso depende de si utilizamos un par de cucharaditas de aceite o media botella) sino que la he utilizado porque es un plato que me parecía más contundente que una sopa, pero sin llegar a ser un potaje. Si coméis de tupper en el trabajo, como yo, os recomiendo mucho utilizar un arroz vaporizado (de ese que dicen que “no se pasa”).

Ingredientes:

  • 1 puerro gordo o 1 cebolleta grande
  • 3-4 calabacines medianos
  • 6 tomates rallados
  • 400 gramos de garbanzos cocidos (pueden ser de bote, bien enjuagados)
  • 1 litro y 1/2 de caldo vegetal o agua
  • 2 tacitas de arroz
  • 4 cucharadas de aceite de oliva VE
  • una cucharadita de pimentón de La Vera (opcional)
  • sal

Preparación:

Comenzamos lavando concienzudamente el puerro y cortándolo en aritos finos. Si usamos una cebolleta, no hace falta lavar tanto, y la cortaremos en juliana fina.
En una cazuela, vertemos el aceite y cuando esté caliente, añadimos el puerro o la cebolleta. Lo sofreímos a fuego medio hasta que esté blandito.
Mientras tanto, habremos lavado y/o pelado los calabacines y los habremos cortado en medias lunas no demasiado finas. Los añadimos a la cazuela junto con un poco de sal. Los sofreímos hasta que estén blanditos, también a fuego medio.
Cuando estén tiernos, añadimos el pimentón (si lo usamos) y los tomates rallados subiendo el fuego al mismo tiempo. Cuando estén cocinados (lo sabremos porque habremos obtenido un sofrito brillante y espeso), añadimos el caldo o el agua, rectificamos de sal y cuando comience a hervir, añadimos el arroz. Pasados 10 minutos, añadiremos también los garbanzos, bajaremos el fuego y seguiremos cocinando hasta que el arroz esté en su punto. El caldo estará espeso y sabroso y con un color espectacular.

Quiche de calabacín, cebolla y “queso” vegano

 

quiche vegana

Ingredientes:

  • un rollo de masa quebrada sin ingredientes de origen animal (por ejemplo, la del Lidl)
  • dos cebollas grandes
  • dos calabacines
  • medio envase de “queso” Tofutti mozarella style.
  • 500 gramos de tofu duro
  • 3 cucharadas de harina de garbanzo
  • aceite de oliva VE
  • pimienta negra
  • orégano
  • sal

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 º.
Se cortan las cebollas en juliana fina y se sofríen a fuego lento el el aceite. Pelamos y cortamos el calabacín en rodajas finas y lo añadimos a la cebolla, subiendo el fuego. Tapamos y cocinamos.
Cuando esté todo doradito y jugoso, espolvoreamos con pimienta negra recién molida y orégano. Reservamos.
En la Thermo o en cualquier otro robot de cocina disponemos el tofu, una pizca de sal y la harina de garbanzo y batimos (yo a velocidad 4) hasta que quede suave y sin grumos. Añadimos el Tofutti (o cualquier otro “queso” vegetal), volvemos a batir unos segundos e incorporamos esta masa al sofrito de calabacines. Mezclamos todo.
Forramos un molde con papel vegetal y extendemos la masa quebrada. Le incorporamos el relleno y espolvoreamos con más orégano.
Horneamos 40 minutos y servimos templado.

quiche2

Calabacines en vinagre

18

Esta receta es un recetón. Una de las pocas cosas que echaba de menos eran los boquerones en vinagre. Alguien de forovegetariano me recomendó esta receta de Misina y desde luego que no falló: tanto en sabor como en textura es una maravilla y me recuerdan muchísimo a los boquerones en vinagre. Como suele ser normal en mí, he modificado ligeramente la receta para adaptarla a mi gusto.

Ingredientes:

  • 3 calabacines pelados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco o manzana
  • 3 dientes de ajo grandes
  • Un puñado de perejil picado
  • Sal

Preparación:

Lavar y pelar el calabacín, y cortarlo en tiras con ayuda de un pelaverduras como este. Pelar y cortar los ajos en láminas finas y disponerlos en un bol. Añadir una tacita pequeña de vinagre y sal. Por último, añadir 3 tacitas de aceite de oliva y mezclar bien. Verter esta vinagreta por encima de los calabacines, espolvorear con el perejil picado y remover muy bien. Tapar y dejar reposar en el frigorífico un mínimo de 12 horas antes de consumir.

Ensalada de calabacín y tomate con vinagreta de mostaza y encurtidos

dsc00611b
Con esta receta participo en el CSC#8, “Ligero pero sabroso” cuya anfitriona es Gilducha.

Ingredientes:

  • Un calabacín grande o dos pequeñitos
  • Dos tomates de ensalada
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • Aceite de oliva VE
  • Sal
  • Vinagre de manzana
  • Pepinillos encurtidos
  • Zanahorias encurtidas

Preparación:

Pelar el calabacín superficialmente y cocerlo al vapor entero. Debe quedar al dente, no demasiado blando.
Se deja enfriar y se corta en láminas de medio centímetro. Lo vamos secando con papel de cocina para que no quede mojado.
Lo disponemos en una ensaladera junto con los tomates en rodajas.
Hacemos una vinagreta con el vinagre, el aceite, la sal y la mostaza. Añadimos los encurtidos bien picaditos y mezclamos bien. Vertemos la vinagreta por encima de los calabacines y los tomates y dejamos reposar un par de horitas en la nevera.