Tortilla de patatas

tortilla

Ya había probado muchas recetas de tortilla de patatas sin huevo, con todo tipo de sustitutivos de éste (harina de garbanzo, no-egg) pero no terminaba de gustarme el resultado, porque quedaba un poco seca y con un “regustillo” raro.
Sin embargo, con esta receta de JustVegetal encontré mi tortilla vegana perfecta: jugosa, rápida, ligers, rica y sin ingredientes “raros”.
Yo uso el disco más fino de mi rallador y queda ideal. A veces sustituyo la cebolla seca por cebolla sofrita, y otras veces añado brócoli o calabacín o lo que me apetezca ¡siempre queda bien!

Ingredientes:

  • 4 patatas hermosas
  • 1 puñado de láminas de cebolla seca o 2 cucharadas soperas de cebolla en polvo
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Elaboración:

Rallamos las patatas y las vertemos en una ensaladera. Añadimos la cebolla y la sal y mezclamos con las manos bien limpitas.
En una buena sartén antiadherente vertemos la mitad del aceite y cuando está caliente, distribuimos uniformemente la masa de patata y cebolla, tapamos y dejamos cocer a fuego lento.
Damos la vuelta, ponemos el resto del aceite y colocamos por el lado no cocido, y seguimos cocinando con la tapadera puesta.
Depende muchísimo del tipo de cocina, pero aproximadamente tardo unos 8 minutos, siempre a fuego lento.
Está igual de rica fría que caliente ¡en un bocatita con tomate en rodajas y un poco de veganesa, ni os cuento cómo está!

Anuncios

Coliflor Iles

coliflor iles

Hoy os traigo un plato tan sencillo que no te imaginas lo bueno que está hasta que te animas a probarlo.
Al igual que la primera de las recetas de mi blog, las Zanahorias Iles, este plato toma su nombre de mi amiga Rozita Iles, que aparte de ser una buenísima amiga, es una cocinera de matrícula de honor. Comer en su casa es trasladarse a otro tiempo y a tierras lejanas. Rozita nació en la ex–Yugoslavia, en una familia judía, de padre ashkenazí húngaro y madre sefardí bosnia y por tanto su cocina reúne los sabores y aromas de la cultura hebrea de la Europa Central, de los Balcanes y de Oriente Próximo.

Rozita acaba de editar un libro con sus mejores recetas. No es un libro de cocina vegetariana, pero la cocina judía, con su obligación de evitar los lácteos en según qué ocasiones, siempre me sorprende con platos fantásticos que puedo cocinar y saborear sin ningún tipo de problemas.

Ingredientes:

  • una coliflor
  • dos o tres cucharadas grandes de margarina
  • medio vaso de pan rallado
  • abundante perejil picado

Elaboración:
Hervir o cocer al vapor la coliflor dividida en ramilletes. Escurrirla y reservar.
En una sartén amplia derretir la margarina y verter el pan rallado. Remover sin parar hasta que el pan adquiera un color tostado. Añadir en el último momento el perejil, remover y verter inmediatamente por encima de la coliflor. Servir bien caliente.

Caponata

 

caponata

Creo que tengo nuevo plato favorito: se trata de la versión de Jamie Oliver vía Mercado Calabajío de un plato de origen siciliano llamado Caponata. He añadido un par de ligeras modificaciones para adaptarla a mi gusto.

Ingredientes:

  • 3 berenjenas
  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • aceitunas
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 1 cucharadita de harissa
  • perejil
  • albahaca
  • un puñado de almendras fileteadas
  • un chorrito de vinagre
  • aceite de oliva VE
  • sal

Elaboración:

Lavar y trocear las berenjenas sin pelarlas.
Rehogarlas a fuego vivo con apenas unas gotitas de aceite hasta que esté bien doraditas y reservarlas.
Cortar la cebolla en juliana fina y rehogarla en con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté blandita, añadimos las aceitunas y las alcaparras.
Una vez todo rehogado, echamos los tomates lavados y troceados y las hierbas aromáticas.
Cuando esté, incorporamos las berenjenas reservadas y damos un hervor a todo junto.
Aparte, rehogamos las almendras fileteadas en un chorrito de aceite. Añadimos los 2 dientes de ajo. Retiramos del fuego y añadimos un chorro de vinagre, la harissa y la sal. Vertemos este sofrito por ecima de nuestra caponata y servimos.

Aloo Gobi

Una amiga me dio el toque sobre lo riquísimo que era este plato y lo fácil de su preparación, así que me puse manos a la obra. La receta es de Nikk, de en_cintura (uno de mis blogs favoritos), que a su vez se inspiró en Manjula’s kitchen.
Yo hice algunos cambios, pero ahí tenéis los enlaces para comparar.

Ingredientes:

  • 1 coliflor mediana, cortada en ramilletes
  • 4 patatas grandes cortadas
  • 2 cucharadas soperas de ras-al-hanout
  • 1 cucharada sopera generosa de harissa
  • 1 vaso de caldo de verduras
  • aceite de girasol
  • una hoja de laurel

Elaboración:

Mezclar el ras-al-hanout con un par de cucharadas de agua hasta formar una pasta y reservar.
Calentar el aceite en una sartén. Añadir la harissa y el laurel. Rehogar brevemente y retirar del fuego.
Incorporar la pasta reservada y volver a poner la sartén al fuego, salteando hasta que empiece a evaporarse el agua.
Añadir la coliflor, las patatas, la sal y el caldo.
Cocinar tapado unos 20 minutos a fuego medio.  

Fuente de patatas, alcachofas y aceitunas

fufufu

Ingredientes:

  • 6 alcachofas
  • 3 patatas medianas
  • 100 gramos de miga de pan del día
  • 1 ramita de perejil
  • 3 ramitas de menta
  • 50 gramos de almendras picadas
  • media taza de levadura de cerveza
  • 20 aceitunas deshuesadas
  • Aceite de oliva
  • guindilla

Preparación:

Pelar las patatas, cortarlas en rodajas finas y cocerlas 5 minutos en agua salada.
Limpiar las alcachofas hasta dejar los corazones y cortarlos en unos 8 gajos. Cocerlos también 5 minutos en agua salada.
Pasar por la picadora la miga de pan desmenuzada con las almendras, la levadura de cerveza, las hojas de perejil y menta y la mitad de las aceitunas. Picarlo todo ligeramente. Añadir un poco de sal.

Escurrir las patatas y dejarlas enfriar. Engrasar ligeramente una fuente y disponer una hilera de patatas. Espolvorearlas con una parte de la mezcla de hierbas. A continuación colocar una hilera de alcachofas y repetir hasta agotar los ingredientes.
Regar la superficie con un chorrito de aceite de oliva y hornear a 200 º durante 20 minutos.

Añadir las aceitunas restantes y espolvorear el conjunto con guindilla picadita.