Berenjenas con chimichurri

berenjenas chimichurri

Ya sabemos (o deberíamos saber) que la mayor parte de nuestras ingestas (al menos en comida y cena) debería estar compuestas por verduras y hortalizas. Como os dije en mi anterior entrada, ahora como en el trabajo y como mi estrategia para cumplir con este punto siempre ha sido además de incluir verdura en cantidad en el plato principal, tomar una guarnición o primer plato a base de verdura, estoy buscando alternativas que se salgan de la típica ensalada y que sean fáciles de transportar.

La receta que os traigo hoy cumple con ambas premisas. Se trata de unas berenjenas asadas marinadas en un delicioso chimichurri. Según la Wikipedia, el chimichurri es una “salsa de consistencia líquida, muy condimentada y cuyos ingredientes fundamentales son perejil, orégano, ajo, vinagre, ají molido y un poco de sal. Este es un aderezo típico en Argentina, Paraguay y Uruguay, y se cree que se originó en estos países”.

A este chimichurri lo llamo “chimichurri de Leo” en honor al amigo que me descubrió esta receta por la cual le estaré eternamente agradecida. Además de para marinar verduras (con coliflor queda ideal), lo utilizo para acompañar a los choriveganos e incluso para la pizza, con la cual considero que combina perfectamente. También es ideal para patatas asadas o hervidas.

Ingredientes:

  • 4 o 5 berenjenas
  • 2 dientes de ajo picados
  • Un puñado de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas soperas de orégano
  • 2 cucharadas soperas de pimentón (dulce o picante o mezcla de los dos)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorro generoso de vinagre

Preparación:

Se lavan las berenjenas y se introducen en el horno a 200 grados. No hace falta pincharlas con un tenedor ni nada.

Para el chimichurri mezclamos todos los ingredientes en un cacito y lo llevamos a ebullición. Nada más hervir, se aparta del fuego y se conserva en un frasco de cristal bien tapado que guardaremos en la nevera. Es necesario dejar reposar al menos un par de días el chimichurri para disfrutarlo en todo su esplendor, pero sinceramente, yo no soy capaz de esperar tanto.

Una vez tengamos nuestras berenjenas bien frías y nuestro chimichurri reposadito, las pelamos y las troceamos a tiras. Las bañamos en el chimichurri y dejamos reposar. Se pueden comer frías o (mucho mejor) del tiempo.

Anuncios

Pasta al pesto

pesto vegan

Llevaba muchísimo tiempo sin comer una de mis salsas preferidas para la pasta, pero aprovechando que hice una buena cantidad de parmesano vegano para el taller sobre lácteos vegetales que impartí en la Fnac de Marbella la semana pasada, me lancé a emular la receta que había usado siempre (la de Arguiñano) y la verdad es que queda perfecta.

Ingredientes:

  • 2 puñados de hojas de albahaca
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñado de piñones (yo en realidad uso cualquier fruto seco que tenga rodando por la cocina, con nueces queda ideal)
  • aceite de oliva virgen extra
  • media taza de parmesano vegano hecho con una taza de almendras, 4 cucharadas de levadura de cerveza y una pizca de sal, todo triturado.
  • Pasta al gusto

Elaboración:

Es tan fácil como poner a cocer en agua salada la pasta de nuestra elección y mientras tanto colocar todos los ingredientes excepto el aceite en el vaso de la batidora y triturar añadiendo el aceite al mismo tiempo, la suficiente cantidad para obtener una salsa emulsionada y brillante. Es parecido a cuando hacemos una mayonesa.
Escurrimos la pasta cuando esté lista y la mezclamos inmediatamente con la salsa.

Os dejo unas fotos del taller en la Fnac. Quiero darle las gracias a todos los asistentes. Pensad que era un tórrido viernes de verano en Marbella…con lo bien que se está en la playa es genial que hayáis dedicado parte de vuestro tiempo a este taller ¡gracias!

DSC00971-001 DSC00975-001 DSC00976-001 DSC00988-001

Tostas de espárragos con salsa romesco

tostas

Estas tostas fueron un súper éxito en Nochebuena, y también quedan riquísimas si utilizamos alcachofas en lugar de espárragos.

Ingredientes:

  • Pan consistente en rebanadas para las tostas
  • Tres manojos de espárragos hermosos
  • 4 dientes de ajo
  • 2 o 3 pimientos choriceros
  • Unas ramitas de perejil
  • 2 rebanadas de pan pequeñas
  • 1 tomate maduro
  • 50 gramos de almendras tostadas y peladas
  • Vinagre, sal, aceite de oliva VE
  • Pimentón picante o guindilla (opcional)

Preparación:

Lo primero de todo es hidratar los pimientos en agua, preferiblemente 24 horas. Si no tenemos tanto tiempo, pues lo que podamos, en agua caliente para acelerar el proceso.
Eliminamos los tallos duros de los espárragos.
En una cazuela amplia ponemos agua con sal. Tiene que haber una cantidad de agua que permita que cubra a los espárragos hasta la mitad estando de pie.
Si los manojos vienen ya atados, fenomenal, si no, los atamos con una cuerda o una goma, y los colocamos en la olla de pie, sin que el agua toque la goma. Los cocemos diez minutos.
Pasado ese tiempo, cortamos la goma y los dejamos cocer normalmente otros 10 minutos. Esto lo hacemos así porque obviamente las yemas de los espárragos son mucho más tiernas que el resto, y así conseguimos que queden uniformemente cocidos.
Cuando estén, los escurrimos y reservamos.
Para la salsa, freímos 3 ajos enteros pelados con bastante aceite a fuego lento. Reservamos cuando estén dorados. En el mismo aceite, freímos la carne de los pimientos choriceros y reservamos. En el mismo aceite freímos el perejil y reservamos. Freímos el pan y reservamos y por último, el tomate rallado, todo en el mismo aceite.
Ponemos todos los ingredientes fritos en el vaso de la batidora junto con las almendras, el otro ajo pelado, un chorrito de vinagre, sal y aceite (y el pimentón o guindilla, si queremos) y hacemos como si fuera una mayonesa, agregando más aceite de vez en cuando.
Si vemos que la salsa queda muy espesa (lo cual es muy probable) podemos añadir un poquito de agua para aligerarla.
Cuando vayamos a servir, freímos muy brevemente y a fuego muy vivo las rebanadas de pan para las tostas por las dos caras hasta que estén doraditas. Esto lo hago así porque el pan aguanta crujiente mucho más tiempo que si usamos pan tostado, que se ablandaría enseguida con la humedad de los espárragos y la salsa, y no nos quedaría nada crujiente. Ponemos 3 espárragos encima de cada tosta y cubrimos con un par de cucharadas de salsa. Espolvoreamos con perejil picado y servimos.

Mojo picón a mi manera

Imagen

Antes de nada, mis más sinceras disculpas a todos los canarios. Esta es una versión completamente heterodoxa del mojo picón. Aquí es imposible encontrar la pimienta picona, por ejemplo. Hace muchos años una pareja de amigos (ella canaria, él medio catalán/medio granadino) me enseñó a preparar este mojo y desde entonces se ha convertido en un clásico en mi casa. Si tuviera que hacer una lista de mis 10 platos preferidos, este mojo estaría en uno de los puestos de cabeza.
Siempre hago el doble de la cantidad que sale con esta receta, y no sólo lo como con papas, sino también con arroz blanco, con pasta, con escalivada  ¡con cualquier cosa! ¿he dicho que me encanta?

Ingredientes:

  • 2 pimientos secos, tipo “choriceros”
  • 2 guindillas
  • 2 tazas de aceite
  • 1 diente de ajo pelado
  • Media taza de vinagre
  • 1 puñado de comino
  • 12 almendras crudas
  • sal
  • 1 cucharadita de pimentón

Elaboración:

Se lavan y despepitan los pimientos y se echan en el vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes. Se tritura todo y ya.