Shawarma o Döner Kebab de “pollo” vegetal

pollo vegetal

Aquí está la receta de “pollo” vegetal que prometí en el taller de “carnes” vegetales que impartí el pasado jueves en la Fnac de Marbella. Me hubiera encantado poder enseñar a hacerlo allí mismo, pero al no poder usar cocina ni nada, era completamente imposible.
La receta es original de Dimensión Vegana, aunque yo, como casi siempre, tiendo a simplificar. Es un poco laboriosa pero merece muchísimo la pena. La textura es impresionante y el sabor, magnífico. Es de esas recetas perfectas para luciros con los invitados.
Su ingrediente principal, la yuba o “piel de soja”, podéis adquirirla en tiendas de alimentación oriental o en Estación Quimera en Málaga. También podéis preguntar a vuestra herboristería habitual.

Ingredientes:

  • 250 gramos de yuba en láminas o 200 gramos de yuba seca en sticks
  • un chorro generoso de vinagre
  • mezcla de especias o sazonador “estilo pollo asado” (o podéis fabricar el vuestro en casa con las especias que más os gusten: pimentón, romero, tomillo…)
  • Una cucharada de sal
  • Una cucharada de azúcar
  • 5 cucharadas de maicena
  • un chorro generoso de aceite de oliva VE
  • estameña, gasa o tela fina de algodón
  • cordel de cocina
  • 1 pan de pita por persona
  • hojas verdes al gusto (canónigos, rúcula, espinacas)
  • pepinillos agridulces en láminas
  • salsa taratur casera (hecha con tahini, ajo, limón, agua y sal)
  • una cucharada de harissa, pasta picante coreana, tabasco…cualquier cosa que pique.

Preparación:

Ponemos una cacerola con agua al fuego y añadimos la sal, el azúcar y el vinagre. Añadimos la yuba en láminas o sticks. Yo he probado a hervirla unos minutos y también a dejarla en remojo hasta que se ablande y cualquiera de los métodos me ha parecido satisfactorio. Cuando tengo más prisa la hiervo y cuando tengo menos, la dejo en remojo.
Cuando está blandita e hidratada, la escurrimos apretando bien para eliminar el exceso de agua y le añadimos las especias y la maicena, mezclando muy bien con las manos.
Ahora viene lo más importante: cogemos la yuba y la ponemos en el centro de una tela de algodón haciendo un rollo que deberemos atar muy fuerte, usando todo el cordel de cocina que sea necesario. Como indican en Dimensión Vegana “tiene que quedar como una momia bien apretada”.
En la receta original indican que debe hacerse al vapor aunque yo la “momia” la hiervo en una cacerola con abundante agua y queda ideal también. Elijamos un método u otro, debemos dejarla cocinar al menos una hora.
Dejamos enfriar bien y desenvolvemos. la disponemos en un recipiente, añadimos más especias y el aceite y dejamos macerar antes de cocinarla salteada, frita o a la plancha.

Cogemos nuestro pan de pita, lo humedecemos y lo calentamos en una plancha, tostadora u horno. Lo rellenamos con nuestras hojas verdes, los pepinillos y el pollo, añadimos las salsas y disfrutamos de nuestro kebab 100% vegetal.pollo vegetal

Os dejo con algunas fotos del taller de “carnes” vegetales, con llenazo de público a pesar de estar en pleno puente ¡gracias!

DSC00241 DSC00256 DSC00263

Anuncios

Tosta de setas y hummus

IMG_4988_7314

 

Hoy os traigo una receta sencilla y que es una de mis cenas súper favoritas de invierno junto con un buen plato de crema de calabaza, calabacín o tomate.

Ingredientes (por persona):

  • Una rebanada de pan integral
  • Tres cucharadas de hummus (comprado o casero)
  • dos puñados de setas, de las que más os gusten
  • aceite de oliva VE, un diente de ajo, unas hojitas de perejil y sal Maldon

Preparación:

En primer lugar, picamos menudito el ajo. En una sartén antiadherente, vertemos una cucharada de aceite y freímos el ajo a fuego medio unos instantes. Subimos el fuego y añadimos las setas cortadas a tiras. Cocinamos hasta que el agua que sueltan se haya evaporado por completo y espolvoreamos con perejil picado ya fuera del fuego.
Tostamos ligeramente el pan, lo cubrimos de hummus y disponemos las setas por encima. Para darle el toque final, espolvoreamos con unas escamas de sal Maldon que le dará un toque crujiente con mucha gracia.

Bocadillo de tofu adobado, tahini y aguacate

IMG_2769

Otro bocadillo completito para disfrutar con poco esfuerzo. Me gusta mucho la combinación de la cremosidad del tahini y el aguacate con el frescor de la lechuga y el tomate, el punto de la cebolleta a la plancha y cómo no, el sabor intenso y aromático del tofu adobado con ras al hanout.

Ingredientes:

  • Pan crujiente (yo uso tipo baguette)
  • Una cucharada generosa de tahini
  • Un tomate de ensalada
  • medio aguacate maduro
  • media cebolleta
  • Cuatro lonchas gruesas de tofu firme
  • Ras al hanout
  • Lechuga romana u hoja de roble (con espinacas frescas también me gusta mucho)
  • Una cucharada de aceite

Preparación:

Ponemos a adobar el tofu con el ras al hanout y la cucharada de aceite. Tiene que quedr bien embadurnado. A veces añado un chorrito de vino blanco o cerveza, pero no es necesario. Cuanto más tiempo esté, mejor.
Lavamos muy bien el tomate (o lo pelamos) y lo cortamos en rodajas. Cortamos la cebolleta en juliana muy fina y la salteamos a la plancha o en una sartén antiadherente, a fuego fuerte, sin nada de aceite. Lavamos muy bien la lechuga y la secamos perfectamente. Pelamos y cortamos el aguacate en medias lunas.
Hacemos el tofu a la plancha en la misma sartén que hemos usado para la cebolleta.
Abrimos el pan y lo untamos con el tahini, ponemos encima la lechuga, luego el tomate y espolvoreamos con un poco de sal. Añadimos el aguacate, la cebolleta y encima de todo, las rodajas de tofu, cerramos el bocadillo y a disfrutar.

Bocadillo de hummus, berenjena y romesco

bocataCon este bocadillo inauguro una categoría nueva en el blog: la de bocadillos, sándwiches y pitas. El otro día hablando con mi amiga Cristina, me di cuenta de que hay comidas que hago tan a menudo y que tengo clasificadas mentalmente como facilonas, demasiado básicas o sin interés, que no las subo al blog precisamente por eso. Un ejemplo de ello es el seitán, o el puchero de verduras con garbanzos que es un fijo semanal en casa sea agosto o sea diciembre. Sin embargo, cuando hago alguna foto y la subo a Facebook, veo que sí pueden resultar útiles.
Uno de los inconvenientes de ser vegano es que es difícil hacerte un bocadillo de “cualquier cosa” para cuando no tienes ganas de cocinar o te apetece ir a la playa o a cualquier sitio sin complicarte para comer. Por eso me apetece dar ideas de los bocadillos que solemos comer en casa por si a alguien le pueden venir bien.
Procuro que siempre lleven una parte proteica y que conjuguen verduras crudas y cocinadas, y algún puntito que les aporte “gracia”, en este caso la salsa romesco.

Ingredientes:

  • Una berenjena en rodajas
  • Un tomate de ensalada
  • Cuatro cucharadas generosas de hummus (receta)
  • Una cebolleta
  • Salsa romesco (receta)
  • Lechuga romana o la que nos guste más
  • Pan (yo procuro usar tipo baguette, que pesa poco y cunde más)

Preparación:

Lavar muy bien la berenjena (no la pelaremos así que tiene que estar bien limpia), cortarla en rodajas, salarla y hacerla a la plancha a fuego lento, con poco aceite y bien tapada.
Lavamos muy bien el tomate (o lo pelamos) y lo cortamos también en rodajas. Cortamos la cebolleta en juliana muy fina. Lavamos muy bien la lechuga y la secamos perfectamente.
Abrimos el pan y lo untamos con el hummus, ponemos encima la lechuga, luego el tomate y espolvoreamos con un poco de sal. Añadimos la cebolleta y encima de ella, las rodajas de berenjena. Cubrimos con unos pegotitos de romesco, cerramos el bocadillo y a disfrutar.